Lifting | Tipos, Resultados, Precio | Preparación y Consejos 09 Abr 2021 | In X115

Qué Es

El lifting es una intervención de cirugía estética destinada a renovar el aspecto del rostro.

El nombre de la técnica deriva del inglés «to lift», que significa «elevar».

En efecto, durante la intervención, el médico incide, eleva y recoloca la piel y las estructuras anatómicas subyacentes para dar al rostro un aspecto más joven y tonificado. A veces también puede ser necesario remover los tejidos grasos y recolocarlos.

Por tanto, el lifting es una intervención más bien invasiva, que se indica en los casos de grave laxitud que no se ha tratado con éxito mediante técnicas de medicina estética.

Corregir un rostro envejecido y «caído» mediante un lifting es una intervención exigente también en términos económicos (con un coste medio de unos 4.000-5.000 euros), físicos y psicológicos.

De hecho, requiere una anestesia profunda, una preparación específica, un breve periodo de hospitalización y varios días de recuperación antes de retomar la actividad habitual.

El llamado lifting del rostro se conoce también como ritidoplastia, ritidectomía, cirugía de las arrugas o lifting facial.

Para Qué Sirve

Algunos de los defectos menores causados por el paso del tiempo se pueden tratar de forma aislada con soluciones temporales que ofrece la:

Sin embargo, cuando el problema se extiende a más zonas del rostro y, sobre todo, cuando la magnitud de estas imperfecciones es considerable, los tratamientos nutricionales, cosméticos y de medicina estética no son suficientes.

En estos casos, el lifting viene al rescate, siendo realmente apto para corregir los efectos estéticos asociados a la flacidez y a la atrofia de la piel y de los tejidos subyacentes (grasa, fascia y músculos) del rostro y del cuello.

En principio, el lifting no actúa en las arrugas, sino en la flacidez de los tejidos; así, estirando la piel, las arrugas se harán menos visibles.

El cirujano también puede debilitar los músculos, cuya contracción es el origen de ciertos tipos de líneas de expresión, como las patas de gallo y las del entrecejo (líneas glabelares).

Además, las arrugas sutiles que no se corrigen con el lifting, se pueden mejorar con tratamientos complementarios, como los rellenos de ácido hialurónico, el lipofilling, la dermoabrasión, el peeling químico, el fotorejuvenecimiento láser, etc.

El lifting se basa en la recolocación de diferentes tejidos blandos faciales caídos, flácidos y/o sobrantes, y es el mejor método para corregir algunas imperfecciones estéticas graves del rostro y del cuello asociadas al envejecimiento.

X115® Sistema antiedad | Tratamiento profesional nutricosmético antiedad | Sinergia IN & OUT | Bioestimulante y regenerante | Sin pinchazos

Candidatos Ideales

Los candidatos ideales para someterse a la intervención de lifting son hombres y mujeres con signos de flacidez del rostro, pero que aún presenten una cierta elasticidad de la piel y una estructura esquelética fuerte y bien definida.

La mayor parte de los pacientes que recurren a este procedimiento quirúrgico tiene una edad de entre 40 y 60 años.

En cualquier caso, el lifting puede realizarse también más tarde, por ejemplo, en personas entre 70 y 80 años; no obstante, en esta franja de edad las contraindicaciones son más frecuentes.

Motivación del paciente

Someterse a una intervención de lifting requiere una fuerte motivación por parte del paciente.

De hecho, además del aspecto económico, la preparación y (sobre todo) la fase postoperatoria pueden ser particularmente difíciles en términos físicos y psicológicos.

Más allá del malestar físico y de los efectos secundarios, que normalmente desaparecen en unos cuantos días o semanas, el paciente también deberá reconocerse en la nueva imagen de su rostro.

Tipos de Lifting

Existen muchísimos tipos de lifting, que intervienen en zonas diferentes con métodos diversos.

De hecho, cada parte del rostro exige un método específico, ya que las características y las exigencias de cada paciente son diferentes.

Por tanto, no existe un «lifting total», sino que existen varios tipos de «lifting parcial» que actúan en zonas específicas del rostro o cuello.

A nivel general, se pueden distinguir 5 tipos principales de lifting:

Estas intervenciones se pueden realizar individualmente o combinándose entre sí (por ej., lifting fronto-temporal y lifting cervico-facial).

En base al tipo de lifting que se necesite y a las decisiones del médico, el objetivo estético puede obtenerse, utilizando diferentes métodos quirúrgicos.

De estas decisiones dependen el lugar y la amplitud de las decisiones, que se practicarán en zonas «ocultas» (en el cuero cabelludo, justo debajo de las pestañas del párpado inferior, detrás de la oreja, debajo del mentón, etc.).

Precio

El coste de un lifting facial oscila indicativamente entre 4.000 y 8.000 euros, en relación con la zona que se va a tratar, la estructura seleccionada y el médico que realice la intervención.

Un consejo de belleza

X115® ACE es un sérum facial de nueva generación que aporta las vitaminas de la belleza en estado más puro y eficaz.

Contiene complejos vitamínicos de nueva generación, altamente concentrados, dentro de la tapa del frasco y separados del compuesto activador.

Desenroscando el tapón, las vitaminas se integran a los potenciadores vehiculantes e iluminadores, para un tratamiento de máximo nivel.

Suero facial

X115® ACE | Complejo antiedad de vitaminas puras | 3 fórmulas monoconcentradas para uso cíclico | De alta biodisponibilidad | En ampollas bifásicas monodosis | Las vitaminas A | C | E | en su estado más puro y efectivo | Para un tratamiento de belleza de máximo nivel.

Resultados

El lifting permite mejorar la estética facial mediante la elevación y la recolocación de las fascias, los músculos, la grasa y la piel de la zona que se va a tratar.

Los resultados varían según el individuo, en base a factores constitucionales y a las condiciones de salud del organismo, de la piel y de las estructuras subyacentes (músculos, tejidos adiposos, huesos, etc.).

Tratamientos Relacionados

Además del lifting, el médico también puede planificar otras intervenciones.

Por ejemplo:

Duración de los Resultados

Puesto que el proceso de envejecimiento seguirá sucediendo, podría ser necesario someterse a una nueva intervención unos años después (por ejemplo, tras 5-10 años desde el primer lifting).

De todos modos, la duración de los resultados es individual según numerosos factores subjetivos (genética, salud, estilo de vida, etc.).

En cualquier caso, también se debe considerar que con el paso de los años el paciente que se somete a un lifting lucirá un mejor aspecto que si no se hubiese realizado nunca la cirugía.

Tratamientos Alternativos o Complementarios

Intervención

Tratamientos Preparatorios

Como preparación a la intervención, el médico podría aconsejar una serie de tratamientos para mejorar la estética y la microcirculación de la piel, para revitalizarla y permitir una mejor cicatrización.

Por ejemplo, podría prescribir tratamientos exfoliantes con ácidos de la fruta (alfahidroxiácidos) o intervenciones de medicina estética como la carboxiterapia o la radiofrecuencia.

Preparación del Paciente

Análisis de Sangre y Uso de Fármacos

En las consultas preparatorias, el paciente deberá comunicar al médico posibles terapias farmacológicas en curso (particularmente con corticoides, anticonceptivos, anticoagulantes, hipoglucemiantes), incluso suplementos y remedios homeopáticos.

El paciente deberá comunicar también posibles alergias a antibióticos y fármacos en general, y someterse a un análisis de sangre y a las investigaciones pertinentes que evalúen la idoneidad para la intervención.

Un Mes Antes del Lifting

Las pacientes en tratamiento con anticonceptivos orales deberán interrumpir la ingesta, según lo acordado con el médico.

También se aconseja dejar de fumar, lo cual incide de forma negativa en la vascularización cutánea y puede interferir en el proceso de curación de las heridas.

Además, el individuo deberá programar sus actividades sociales de forma que no sea indispensable durante un periodo de 5-7 días tras la intervención.

Dos semanas Antes

De acuerdo con lo establecido con el médico, normalmente se requiere la suspensión de medicinas que contengan ácido acetilsalicílico.

Estos fármacos reducen la capacidad de coagulación de la sangre y pueden producir complicaciones.

De la misma forma, se suspenderán los suplementos como vitamina E, omega 3, isoflavonas de soja, ajo.

En relación con posibles ingestas de sustancias como eparina de peso molecular bajo, se tratará con el cirujano la posible suspensión adecuadamente.

De cara a la intervención, el individuo deberá intentar evitar el contacto con personas que padezcan un resfriado u otras enfermedades contagiosas.

Últimos días de Preparación

Algunos tintes de cabello están permitidos hasta tres días antes de la operación.

El día de antes, si el tipo de lifting lo requiere, el médico afeitará el cabello del paciente únicamente en las zonas donde practicará las incisiones. Además, se podría recomendar un champú antiséptico, para usar la noche de antes y la mañana de la intervención.

La noche de antes el paciente deberá retirarse el esmalte de las uñas y los cosméticos del rostro (incluso el maquillaje), evitando aplicarlos de nuevo.

Se aconseja una cena ligera y sin bebidas alcohólicas.

El día de la intervención

Antes de la intervención, se debe haber realizado un ayuno de mínimo ocho horas sin comidas sólidas ni bebidas.

Es recomendable usar prendas con mangas cómodas y que se puedan abrir por la parte de delante y calzar zapatos cómodos sin tacón.

¿Cómo se realiza la intervención?

La corrección de las imperfecciones estéticas se obtiene mediante la incisión en la piel, que permite el acceso a las estructuras subyacentes.

De esta forma, el médico eleva y recoloca los tejidos de la cara y del cuello, permitiendo la eliminación o, al menos, la atenuación de las arrugas y de los surcos más evidentes.

A través de las incisiones (cuyo número, dimensiones y localizaciones dependen del tipo de relleno que se vaya a practicar), la piel se eleva y es liberada de tejidos musculares subyacentes.

La fascia de los músculos se pone en tensión, mientras que se extraen los tejidos en exceso antes de cerrar las incisiones.

¿Cuánto dura la intervención?

El lifting completo o en múltiples zonas se realiza con anestesia general y dura 3-4 horas aproximadamente.

El lifting parcial (mini lifting) tiene una duración más breve, de unas 2 horas.

Anestesia

En el caso de un tratamiento en una única zona, es posible realizar la intervención con cirugía ambulatoria.

En estos casos, el lifting se practica con anestesia local ayudada por una ligera sedación. En primer lugar, por perfusión intravenosa se suministran fármacos que inducen un estado mental de relajación y calma. Sucesivamente, se inyecta la anestesia local de forma que no se sienta la molestia de las inyecciones.

En caso de intervenciones más extensas, puede necesitarse anestesia general completa.

Después de la intervención

Al final de la cirugía se pueden insertar drenajes, que se retirarán al cabo de uno o dos días.

El paciente será dado de alta tras un par de días, y recibirá una terapia apropiada y una posible medicación de compresión para reducir la inflamación postoperatoria.

La intervención requiere una hospitalización de 1 o 2 días. Se recomienda la presencia de un acompañante para volver a casa tras la intervención.

Cambio de la Medicación

Durante la hospitalización, es probable que se sustituya la primera medicación el primer día.

A las 48-72 horas después de la intervención, se cambiará la medicación, se controlarán las heridas, tomando la medicación y dejando secar al aire.

A partir de este momento, los pacientes podrán lavarse el cabello delicadamente y, en general, no será necesario ningún vendaje.

Fármacos

Después de un lifting, el dolor no es fuerte y normalmente es llevadero con analgésicos comunes.

Durante un par de semanas, se deberá evitar el uso de fármacos que contengan ácido acetilsalicílico, que podrían provocar hemorragias y formación de hematomas.

Dieta

Durante el periodo postoperatorio y en los primeros días posteriores se aconseja una dieta líquida, con alimentos suaves.

Será posible seguir una alimentación libre a partir del segundo día desde la intervención, preferiblemente rica en proteínas (carne, leche, huevos) y vitaminas (fruta), complementada con suplementos de colágeno en caso necesario.

Para tu belleza, te aconsejamos el suplemento antiedad X115 ®+PLUS 2.

El suplemento X115 ®+PLUS 2 se distingue por su rico y completo contenido en ingredientes activos antiedad, con colágeno y ácido hialurónico, aún más eficaces por la doble formulación «Day & Night» y el uso de ampollas bifásicas monodosis.

colágeno y ácido hialurónico

X115 ®+PLUS – Suplemento Antiedad | Doble Fórmula Day & Night | Con Colágeno (5g), Ácido Hialurónico y Extractos Vegetales Bioestimulantes | Favorece la Actividad Natural de los Fibroblastos en la Síntesis de Colágeno, Ácido Hialurónico y Elastina

Extracción de los puntos de sutura

Pasados 7-15 días desde la intervención, se retirarán los puntos de sutura, pero serán necesarias unas semanas para que se estabilicen por completo las cicatrices.

Mientras tanto, se puede utilizar algún corrector cosmético para cubrirlas.

Precauciones

En los primeros 2-4 días después de la intervención, se aconseja permanecer en ambientes frescos y dormir boca arriba con dos o tres cojines bajo la cabeza para reducir la inflamación.

El uso de bolsas frías en el rostro podrá dar lugar a una sensación de alivio y a reducir el dolor y la inflamación.

En el trascurso de los 10 primeros días tras la intervención, se recomienda limitar al mínimo el movimiento, la extensión y los movimientos bruscos de la cabeza.

Se aconseja a los hombres extremo cuidado en el afeitado, ya que este involucra zonas afectadas por las incisiones quirúrgicas.

Higiene y Limpieza

El cabello se puede lavar incluso antes de extraer los puntos de sutura, utilizando limpiadores desinfectantes prescritos por el médico.

Se puede lavar el rostro delicadamente con una esponja, evitando frotar los puntos quirúrgicos.

Tabaco

Se debe evitar el tabaco durante mínimo tres semanas después de la intervención.

Recuperación de la Intervención y Efectos Secundarios

Dolores y Molestias

Generalmente, el postoperatorio no es doloroso; ocasionalmente se puede sentir un poco de dolor, pero el conjunto es fácilmente llevadero con analgésicos comunes.

A menudo, el dolor es parecido a una sensación de «piel tirante», la cual se acostumbra progresivamente hasta llegar a no sentirla después de algunas semanas.

Además, el paciente notará una ligera reducción de la sensibilidad al tacto y al dolor de la piel, concretamente en relación con las cicatrices quirúrgicas.

Un leve grado de hipoestesia (reducción de la sensibilidad) puede persistir durante algunos meses.

Precisamente por la reducción de la sensibilidad térmica y táctil, se exige la máxima prudencia en el uso de calor y del frío (paños tibios en el rostro, secador de pelo eléctrico, bolsas en contacto directo con la piel).

Inflamación del Rostro

Después de un lifting, es bastante habitual tener inflamado el rostro (edema).

Estas condiciones, que a veces alteran de forma evidente los rasgos del rostro, no deben ser motivo de alarma para el Paciente.

De hecho, el edema se reduce rápidamente en los primeros días, llegando a desaparecer en torno a un mes.

En algunas zonas del rostro en particular, como los pómulos, la inflamación tiende a disminuir más lentamente en comparación con otras zonas.

Aspectos Psicológicos

El periodo post tratamiento podría ser traumático desde el punto de vista psicológico, a causa de los vendajes y del agravamiento momentáneo del propio aspecto.

No obstante, se trata de una fase pasajera, que pasa muy rápidamente a medida que se reabsorben la inflamación y las marcas de la intervención, dando lugar a mejoras.

Reanudación de la Actividad

En general, se aconseja atenerse estrictamente a las prescripciones médicas, consultando al cirujano cualquier molestia o aclaración.

Para la semana siguiente a la intervención, se exige una fase de reposo prácticamente absoluto.

La conducción está permitida tras una semana al igual que la actividad sexual (dentro de límites razonables).

La recuperación de las relaciones sociales habituales varía según el tipo de intervención, desde pocos días (si se realiza en una única zona) hasta dos semanas (en caso de lifting total).

Durante este tiempo, no se aconseja practicar deporte o ejercicio físico, pero si el paciente se encuentra bien puede salir a pasear o realizar actividades sociales no demasiado intensas.

El tinte para cabello se podrá utilizar exclusivamente después de 3 semanas. Después de la tercera semana, se permite cualquier actividad.

El sol resulta extremadamente dañino para la piel, particularmente después de intervenciones de cirugía estética (provoca enrojecimiento y engrosamiento de las cicatrices). Por tanto, se recomienda evitar por completo la exposición directa al sol, usando cremas de protección en abundancia, gorras y gafas de sol.

Complicaciones

Los primeros días después del lifting son un poco difíciles de afrontar porque el rostro está vendado e hinchado, y los signos de la intervención son evidentes.

Hematomas y Equimosis

Son las complicaciones más comunes de las intervenciones de lifting.

En general, son de pequeño tamaño y desaparecen en una semana. Ocasionalmente pueden persistir un poco más de tiempo.

Si son particularmente grandes, estas acumulaciones de sangre se deben aspirar.

Una causa muy común de hematomas es el aumento de la presión arterial en el postoperatorio. Por esto, los pacientes hipertensos están más expuestos a la formación de hematomas.

Necrosis Cutánea

Este efecto secundario es relativamente raro y puede producirse por la excesiva tensión del colgajo estirado o por la formación de grandes hematomas.

Además, fumar aumenta enormemente la incidencia de necrosis de la piel.

Infecciones

Son raras y generalmente fáciles de tratar mediante el drenaje y con una terapia antibiótica común.

Si no se tratan adecuadamente pueden provocar la pérdida de tejido y, por consiguiente, una mala cicatrización.

Los signos de infección incluyen dolor, enrojecimiento de la piel e inflamación, acompañados incluso de fiebre.

Reapertura de la Herida

La reapertura espontánea de la herida (dehiscencia) es más frecuente en pacientes diabéticos y fumadores.

A menudo, se cura de forma natural con medicación; raramente requiere una nueva sutura.

Lesiones Nerviosas

Durante la intervención, el médico puede dañar involuntariamente una ramificación nerviosa, pero afortunadamente se trata de una complicación rara.

Además, con el tiempo, suele darse una recuperación natural total o parcial de su funcionalidad.

Cicatrices

Inevitablemente, el lifting deja cicatrices que, como todas las cicatrices quirúrgicas, son permanentes y no se pueden eliminar.

No obstante, se debe considerar que en este tipo de intervenciones, las cicatrices se encuentran escondidas en sitios difícilmente visibles incluso a corta distancia.

Algunos pacientes pueden desarrollar cicatrices enrojecidas o en relieve, por tanto, bien evidentes, que duran varios mesas o son permanentes (cicatrices hipertróficas o queloides) o cicatrices «alargadas» de color normal (cicatrices hipotróficas).

Se trata de un caso imprevisible, aunque raro, favorecido por el tabaco y la exposición solar.

Las cicatrices antiestéticas o de mala calidad se pueden corregir con un tratamiento médico o con una intervención transcurrido un periodo suficiente (6-12 meses desde la intervención).

El Gesto de amor Más preciado Para tu Piel


X115® Antiage System es un tratamiento anti arrugas de última generación, basado en el uso combinado de dos productos sinérgicos de elevada concentración de activos:

  • Un Integrador para la piel, con doble fórmula DAY & NIGHT
  • Una Crema anti arrugas contra los signos del paso del tiempo SOS TOTAL YOUTH